La importancia de la imagen corporativa para tu empresa

 

En un clima empresarial competitivo, muchos negocios y emprendedores trabajan activamente para crear y comunicar una imagen positiva a sus clientes, accionistas, comunidad financiera y público en general. Es por eso que cada día se da mayor importancia a la imagen corporativa de la empresa.

¿Eres tú uno de ellos?

 

Pero… empecemos por el principio

¿Qué es la imagen corporativa?

 

La imagen corporativa describe la manera cómo tu empresa, tus actividades y tus productos o servicios son percibidos por los usuarios.

 

Dicho de otra manera, la imagen corporativa es la manera por la cual tu empresa trasmite quién es, qué es, qué hace y cómo lo hace. Muchas veces este aspecto es dejado de lado, siendo que una buena imagen puede tener resultados inesperados en tu negocio.

 

“Una empresa que dirige mal o ignora su imagen es propensa a enfrentar una serie de problemas”.

 

La imagen corporativa empieza dentro de los despachos de tu oficina. Y si bien una agencia de comunicación (como Ruiba Media) puede ayudarte a crear una buena imagen corporativa, eres tú, junto con tus trabajadores y colaboradores, el principal agente en su creación.

 

Erróneamente mucha gente cree que la imagen corporativa es únicamente el logotipo, el slogan, tipografía, colores y otros elementos visuales usados por la compañía. Pero no. La imagen corporativa va más allá. Son también aquellos elementos intangibles que generan emociones o sensaciones asociados a la marca: sus valores, su misión, su visión, su filosofía, etc.

 

¿Por qué es importante la imagen corporativa de una empresa?

 

Está demostrado que la imagen corporativa ayuda al consumidor no solo a llegar a tu negocio, sino también a identificar con claridad tu abanico de productos o servicios.

 

Así mismo, se ha visto como una marca eficaz ha reducido al mínimo las necesidades de una empresa de crear múltiples tácticas de mercadotecnia para cada nuevo objetivo. Y ha hecho que el cliente pueda tener una comprensión clara de la calidad del servicio o producto, la fiabilidad y propósito del negocio.

 

¿Sabías que en la actualidad, la imagen que transmite una empresa es uno de los factores fundamentales en las decisiones de tus clientes, proveedores, entidades financieras y todo lo que lo rodea? Es un elemento diferenciador de la competencia y que, por lo tanto, permite que tu negocio se posicione en la mente de tus clientes, presentes y futuros.

 

Mantener una constante en la identidad corporativa es vital si deseas mostrar en tu negocio un sello profesional. Cumplir con una paleta particular de colores y tipos de letra, un logotipo consistente, definir una declaración en su posicionamiento y utilizar el mismo tono de voz a través de sus comunicaciones impresas y online, son factores que contribuirán a mejorar tu posición profesional.

 

La investigación ha demostrado desde hace tiempo que cuesta mucho menos atraer a nuevos clientes que retenerlos. Esto ha hecho que las marcas más importantes desarrollen con mucho cuidado su imagen corporativa para afianzar y mantener el éxito del negocio a largo plazo.

 

La construcción de una buena imagen de empresa te llevará unos años construirla. Pero en solo unos momentos puedes destruirla.

 

¿Cómo crear una buena imagen corporativa para tu empresa?

 

Este es un tema largo y complejo que requiere un post a parte específico. Estamos en ello. Es tan amplio que podríamos crear un curso en concreto. Por eso, aquí solo vamos a darte unas pinceladas globales.

 

La imagen corporativa es un proyecto a largo plazo y requiere planificación:

 

La gestión de las operaciones rutinarias de tu empresa ayudan a centrarte en la calidad, a orientar al empleado y a conducir el negocio hacia una visión compartida.

 

Sin embargo, las acciones importantes serán las que realices a largo plazo, centrándote en el futuro. El establecimiento de una imagen corporativa eficaz requiere un compromiso con un plan bien estructurado y programado para un espacio de tiempo amplio a fin de conseguir la comercialización y la consistencia de tu producto en el mercado.

 

Solo de este modo conseguirás que la marca corporativa influya tanto en quienes componen tu empresa como en los clientes y accionistas.

 

No olvides que la imagen corporativa es un elemento identificador:

 

A día de hoy vivimos en un mercado saturado de ofertas. La identificación física y las características nos permiten como consumidores reconocer con facilidad el producto de una empresa y ayudarnos a decidirnos para la compra del mismo.

 

La imagen te ayudará a mantener la coherencia entre las líneas de productos o servicios, cambios de versión y los diferentes nichos o mercados a los que te dirijas.

 

Por eso, hay que prestar especial atención a los colores y su significado, la personalidad de las tipografías, crear un imagen consecuente con tu filosofía, misión y visión, etc. Porque esto permitirá a los clientes, socios y empleados reconocer de inmediato los productos e información de tu empresa.

 

Con esto que te hemos contado, habrás llegado ya a la conclusión de que la consistencia de la identidad corporativa es esencial, ya que refuerza la identidad de tu marca en cada punto en el que se encuentren tus clientes.

 

Y esta consistencia has de mantenerla por tanto en todas las vías de contacto con ellos: perfiles en redes sociales, sitio web, boletines, email marketing y correo tradicional, folletos de venta, tarjetas de visita, dossier de empresa, material de marchandising, diseño de presentaciones, rotulación de tu local y vehículos de empresa, decoración de tu oficina, uniformes de los trabajadores, anuncios y banners y un largo ecétera.

 

Los beneficios de la identidad corporativa:

 

Solo las empresas serias que están aquí para quedarse invierten en su identidad corporativa. Se envía así el mensaje de que se trata de un proyecto serio. Esto aporta al cliente sensación de confianza. Y tú ¿estás aquí para quedarte?

 

Con la creación de una identidad corporativa coherente, te estarás asegurando que tu empresa será reconocida y recordada, destacando sobre la competencia que no haya establecido su identidad corporativa. Y creenos, son muchas las que adolecen en este sentido.

 

Así mismo, la uniformidad corporativa se convierte instantáneamente reconocible por tu público objetivo.

 

Al mejorar el conocimiento del cliente, aumentará la ventaja competitiva de tu empresa. Además, se vincula la identidad corporativa de la identidad de marca e imagen de marca. Porque no, no son lo mismo estos tres conceptos. Pero eso también lo explicaremos en otro post.

 

Si la identidad corporativa es el aspecto físico de tu marca, la imagen de marca es la forma en la que quieres que tu marca se percibida y vista. Esto incorpora un sentido en la personalidad y valores. Y también en las características y beneficios de los servicios o productos asociados a tu marca.

 

La identidad corporativa dará sentido de la cultura y de la personalidad de tu negocio.

 

Nuestros consejos para que tu imagen corporativa sea eficaz:

 

Si te encuentras en ese punto de emprender con un nuevo proyecto, dedícale tiempo a la creación de la identidad corporativa. Así lograrás destacar en el mercado. Todos sabemos que comenzar un negocio es un gran reto y que la competencia es feroz. Por eso, no dudes en contar con la ayuda de profesionales de la comunicación, diseño y branding.

 

¿Cuántas empresas conoces que no tienen una imagen corporativa definida para todas sus plataformas? ¿O que cambiar de logotipo interminablemente? A nosotros nos pasó en Ruiba Media. Cuando estábamos en fase de lanzamiento del nuevo concepto de empresa que es ahora, cambiamos de logotipo hasta tres veces. Ninguno nos convencía, no terminaba de transmitir nuestra idiosincrasia.

 

Por eso, nuestro consejo es que no te conformes con lo primero que te ofrezcan y menos si no está totalmente personalizado a ti. No confíes en quien te diga que creará tu imagen de empresa sin haber hecho antes contigo un exhaustivo briefing. Tampoco confíes en quien reduce tu imagen corporativa al diseño de un logotipo.

 

De esto se deduce que es esencial desarrollar una única identidad corporativa. Hay muchas maneras de hacer esto. Es muy importante identificar los factores para tu nueva empresa, recuerda incluir la correcta identidad, imagen y comunicación corporativa, para poder recibir una retroalimentación favorable.

 

A día de hoy, todos los empresarios sabemos que el marketing es crucial para la supervivencia de cualquier empresa. Por eso, el primer paso es crear una buena estrategia de marca. Ésta es tan importante como la fabricación de tus productos o servicios, o la calidad de los mismos.

 

El diseño gráfico y la estrategia de contenido han llegado para asociarse con tu negocio como parte importante de éste. Detalles como la elección de colores, tipografías, imágenes, diseños, el logotipo de tu empresa o el tono de tus mensajes, te ayudarán seguro a asegurar el éxito de tu proyecto.

 

Como agencia de comunicación, a lo largo de estos años hemos visto como muchas compañías ignoran estos consejos a la hora de salir al mercado. No dan a la imagen corporativa la importancia y valor que tiene. Tratan su logotipo en particular e imagen en general como uno de los elementos insignificantes, y por ello lo dejan para el final, e incluso sin partida presupuestaria.

 

Estos que ignoran, -y que no sucumben y cierran en un breve plazo de tiempo-, terminan rectificando en sus actitudes y elaboran después una estrategia o plan para crear una imagen corporativa eficaz y coherente. Que a menudo es más complicado de implementar si la empresa ya lleva tiempo en funcionamiento, ya que requiere no solo de un “lavado de cara”, sino también de un complejo y elaborado plan de comunicación del mismo. Pero nunca es tarde para darse cuenta de esta necesidad y tomar cartas en el asunto.

 

La creación de una identidad de marca logrará conseguir la lealtad del cliente. Factor que es tan importante como asegurarte de identificar claramente tu mercado objetivo y crear un plan de marketing adecuado para llegar a ellos. No le restes importancia ni trates de tomar atajos, préstale atención y planifica como es debido. En este despiadado mundo de los negocios, son muchas las empresas de la competencia que ya lo saben y lo implementan en sus negocios. Trata de superarles para destacar sobre ellos, pero sin hacer trampas. Se puede.

 

Y ahora que ya conoces la importancia de la imagen corporativa en una empresa, ¿qué opinas de la tuya? ¿Es eficaz? ¿Te está aportando resultados? ¿O más bien es momento de replantearse este tema y definir una imagen corporativa única y coherente? Si estás en este punto, no dudes en consultar con profesionales. En Ruiba Media estamos para ayudarte a dar valor a tu marca y a hacerla destacar por encima de tus competidores.

 

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha ayudado en algo? ¿Quieres que te aclaremos alguna duda más? Si es así, escríbenos en los comentarios. Nos gusta tener feedback contigo y nos encantráa responderte.